Comparte:

Por este medio queremos hacer público nuestro apoyo solidario con las y los presidentes municipales del Estado de Puebla con motivo de los recortes presupuestales que les han sido notificado recientemente.

En un comunicado, los legisladores del tricolor expresaron «Entendemos que la pandemia que azota al mundo obliga a tomar medidas drásticas en algunos rubros, sobre todo en aquellos que no son esenciales para el buen desempeño de las actividades en general».

Sin embargo, no deja de preocuparnos que, ante la crisis económica que se vislumbra como inevitable, la única solución sea el recorte a las participaciones que llegan a los municipios y que, indudablemente afectarán el desempeño de los mismos.

Resulta paradójico que sea precisamente la reactivación económica el reto que enfrentará el sistema económico mundial y que
el municipio, como la instancia de gobierno que está llamado a convertirse en el gran transformador de la realidad económica y social de México, sufra este tipo de embates.

Es precisamente en el ámbito municipal donde se localiza la base del gobierno estatal y federal. Por ello resulta indispensable que busquemos la forma de fortalecerlo, porque de esa manera el estado y la federación contarán con un aliado estratégico en la implementación de políticas públicas eficientes.

En este tenor, ¿qué le corresponde hacer al gobierno federal que no pueden hacer los estados y municipios? Básicamente dos tareas: la unidad, es decir, darles sentido y coherencia a sus acciones, y la equidad, que representa el elemento central que impide que en nuestro país haya mexicanos y mexicanas de primera, de segunda o de tercera clase, según el lugar donde vivan y sostenemos que el recorte de recursos por vía de participaciones que fueron anunciados a los municipios, pone en grave situación financiera a los gobiernos locales y compromete los servicios que se brindan a los ciudadanos.

Estaremos muy atentos al paquete presupuestal que en los próximos meses será presentado por el Ejecutivo, porque dadas las previsiones y proyecciones previas sabemos que habrá reducciones considerables en el presupuesto por la crisis económica y sanitaria que atravesamos.

Sin embargo, esteremos atentos para que estas reducciones sean menores y no pongan en riesgo las finanzas públicas de los 217 ayuntamientos. La apuesta debe ser el fortalecimiento del federalismo hacendario.

En el Grupo Legislativo del PRI consideramos impostergable y urgente la realización de una Convención Hacendaria, para consensuar y modernizar los esquemas de participaciones municipales, la generación de recursos propios y el sistema de redistribución de recursos en lo general, sobre todos en estos momentos de crisis económica.

Hace falta que, en medio de esta situación de emergencia sanitaria, pensemos en el regreso a la nueva realidad, haciendo un llamado a replantear el papel del municipio en el desarrollo del país, adecuando el marco jurídico para hacer mas visible a la
sociedad en la planeación del desarrollo y en temas de trasparencia y acceso a la información.

Reafirmamos nuestro rechazo a un esquema simplista de recorte de recursos como la panacea para hacer frente a los problemas económicos. Nos preocupa, porque serán los ciudadanos los que sufran las consecuencias. De ser así, ¿acaso no eran primero los pobres?

Comparte: