Comparte:

Después de 5 meses de celebrar a puerta cerrada, la tradicional misa dominical en la Catedral Poblana  recibió a los fieles, cumpliendo con los protocolos establecidos para combatir la pandemia por el Covid-19.

En Obispo Auxiliar de Puebla, Tomás López Durán, pidió a los asistentes a la misa a no debilitar su fe ya que solo Dios da la paz que buscamos en estos momentos difíciles a causa de la pandemia.

«La palabra de Dios no defrauda, nos dará paz y la alegría que tanto andamos buscando» afirmó ante el número reducido de creyentes en el reinició de las actividades dominicales.

Algunos de los rituales como en saludo de la paz se realizó de manera simbólica, y la eucaristía se entregó en las manos, tal como se dispuso en los protocolos.

Cabe destacar que los fieles respetaron responsablemente los lugares asignados en las bancas para  mantener la sana distancia y acudieron con cubrebocas, cumpliendo hasta ahora con lo dispuesto al ingresar a los templos religiosos.

Comparte:

Por Veral