Comparte:

El conjunto camotero perdió el invicto en el Guard1anes 2020, pero logró meter en aprietos a los dirigidos por Ricardo Ferreti, sobre todo en los minutos finales en los que jugaron con un hombre menos gracias a la expulsión de Carlos Salcedo.

Victoria con sabor amargo, Tigres no gusta, no mata, Tuca no convence, Salcedo se va expulsado y Leo no tiene actividad.

En un encuentro que tuvo de todo, un Tigres , que fue más de lo mismo, venció a Puebla con un par de goles antes de los 10 minutos. Primero Gignac, con un polémico penal a Aquino, y luego Vargas,  abrieron el camino para los auriazules, Ormeño descontó y los felinos terminaron colgados del travesaño por la expulsión de Salcedo.

Mal partido, si, malo. Porque un plantel como este hay que exigirle mejores formas.

Comparte:

Por Veral