Comparte:

Este viernes a pesar de la pandemia festejamos el Día Internacional de la Cerveza, la bebida más consumida en México y celebrada por todo el mundo, incluyendo 207 ciudades, 50 países y 6 continentes.

La cerveza es una de las bebidas fermentadas más antiguas de la humanidad y una de las más valoradas. Y desde el año 2007 se celebra cada primer viernes del mes de agosto, una tradición que se originó en un pequeño bar de Santa Cruz, California (Estados Unidos).

La cerveza es la bebida alcohólica más fácil de encontrar en el mundo, su origen se remonta al nacimiento mismo de la civilización, hace aproximadamente 12 mil años; cuando accidentalmente unos granos (que pudieron haber sido de trigo o de cebada) se fermentaron y algún curioso bebió el resultado.

Este año en especial nos toca celebrar con mayor responsabilidad, evitando hacer esas largas filas para comprarlas, como hemos visto en las redes sociales, disfrutemos en casa sin exponernos y de forma muy responsable si la queremos festejar.

Además no debemos olvidar que la cerveza no solo es una bebida rica y refrescante sino que también tiene beneficios para nuestra salud, siempre que se consuma con moderación.

Y te enumeramos algunos de los más conocidos:

Es un alimento bajo en grasa y nutritiva ya que contiene carbohidratos, vitaminas del grupo B y minerales.

Tiene calcio, potasio, magnesio, vitamina B9 y fósforo, por lo que previene la aparición del colesterol, diabetes y enfermedades renales.

Es rica en antioxidantes y vitamina B6, bueno para evitar enfermedades cardiovasculares. Disminuye el riesgo de ataques al corazón.

En las mujeres, la cerveza puede retrasar la aparición de los síntomas de la menopausia, por su contenido en silicio y fitoestrógenos. Además mejora la salud ósea previniendo la osteoporosis.

Mejora el sistema inmunológico, especialmente en las mujeres, al mejorar la respuesta inmune ante determinados microorganismos.

Protección frente a enfermedades como el Alzheimer y otras enfermedades cognitivas, por su contenido en silicio.

Prolonga la vida, por sus propiedades antioxidantes, evitando el envejecimiento de las células.

Recuperación para deportistas, favoreciendo la hidratación y que la recuperación sea más rápida. Un vaso de cerveza después de una buena sesión de running tiene muchos beneficios físicos y psicológicos.

La cerveza sin alcohol es beneficiosa para las mujeres embarazadas por su alto contenido en ácido fólico.

Pues bien ahora que ya sabemos un poco más de todas las propiedades de esta bebida, vale más la pena celebrarla con sana distancia y sin excesos. ¡Salud!

Comparte:

Por Veral