Comparte:

El Tribunal  de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en francés) ha ratificado la suspensión por cuatro años de la marchista mexicana  Lupita González, esto por el consumo de «trembola» la cual es considerada una sustancia prohibida  por ser un esteroide anabólico que aumenta la masa muscular y reduce grasa.

Esta sanción ya había sido anunciada  en mayo del 2019 por la Federación Internacional de Atletismo, la ahora World Athletics y termina hoy después de una larga lucha ante los tribunales, porque González no pudo comprobar como entró la sustancia en su cuerpo sin dolo, cuándo fue sometida a un examen antidopaje el 16 de noviembre  de 2018 dando positivo.

Con este veredicto González no tiene posibilidades de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio, en la cual México tenía grandes posibilidades de obtener una medalla para el país a través de ella. Por ser una gran promesa del atletismo, contaba con apoyo de la Marina y las Fuerzas Armadas, quienes la habían fichado como deportista de alto rendimiento.

Comparte:

Por Veral