Comparte:

Este domingo el Obispo Auxiliar de Puebla, Tomás López Durán, al celebrar la misa en Catedral, pidió a los feligreses unión ya que pese a las circunstancias difíciles «la lejanía nos pone a prueba y la cercanía nos fortalece» durante esta pandemia, por lo que pide mantenerse unidos para poder superar las adversidades.

Durante la homilía pidió a los fieles no tener miedo, hacer oración y difundir a sus semejantes que el Señor está con ellos en todo momento, y que no pierdan la fe pese a las dificultades que se les presenten.

Monseñor López Durán, confirmó la  reapertura los templos para mañana lunes, la cual será al 25 por ciento de su capacidad y con las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades de salud.

Para no exponer a las personas mayores o vulnerables, se les recomienda seguir los servicios religiosos a través de las redes sociales, además de que no esta autorizado realizar ninguna fiesta patronal con reuniones multitudinarias para evitar aumento de contagios.

Comparte:

Por Veral