Comparte:

La Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), llevó a cabo el foro ‘Protección y Atención a Víctimas de Trata’, en el marco del Día Mundial Contra la Trata de Personas.

El coordinador de la Oficina Foránea de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Sergio Villarreal Pinzón, explicó que entre los años 2012 y 2017, se identifican a 5 mil 245 víctimas de trata, de las cuales 85% están relacionadas con investigaciones del fuero estatal y 15% del fuero federal; el 85%, son mujeres y niñas; 15 por ciento restante, hombres, niños y adolescentes.

En la sede del INM, en la Ciudad de México, se reunieron autoridades nacionales, representantes de organizaciones no gubernamentales y de la academia, para evaluar situaciones y acciones coordinadas por el Gobierno federal para auxiliar a las víctimas de trata de origen extranjero en su paso por esta nación.

En un comunicado, la directora de Control y Verificación Migratoria del INM, Miriam Raquel Hamdan Partida, informó que derivado de la capacitación del personal y la coordinación con instancias gubernamentales, federales y estatales, entre diciembre de 2018 y junio de 2020, se resolvió la situación migratoria de 67 personas extranjeras, víctimas del delito de trata.

En 65 casos -precisó- se trató de explotación sexual, y en los otros dos fue explotación laboral o servicios forzados. Para 60 de ellos se procedió a la regularización por razones humanitarias y en los siete restantes, a petición de las víctimas, se realizó el retorno asistido a su país de origen; había 66 adultos y un menor de edad; 36 eran mujeres y 31 hombres.

“De 24 mil 493 visitas de verificación migratoria, efectuadas entre diciembre de 2018 y junio de 2020, 376 tuvieron que ver con la detección e identificación de posibles víctimas de trata”, destacó.

Al tomar la palabra, la presidenta y representante legal de la organización civil El Pozo de Vida, Iliana Ruvalcaba López, dijo que la trata tiene diversos tipos de explotación, como la sexual, laboral y libertad forzada, ante lo cual invitó al Gobierno de México, autoridades estatales, organizaciones sociales y civiles, así como el sector empresarial, para hacer un frente común contra este delito.

Reconoció que, si bien falta mucho por hacer para revertir la trata de personas en México, ante otras naciones, se tiene avances importantes en varios aspectos, como la homologación de normas estatales orientadas a visualizar y atender a víctimas o posibles víctimas de explotación sexual o laboral, aunado a la operación de albergues especializados en trata de personas.

La presidenta del El Pozo de Vida, Iliana Ruvalcaba, mencionó que autoridades federales y locales han instalado albergues para la ayuda de las personas, así como implementado acciones de capacitación para contar con personal especializado que pueda identificar y atender a las personas vulnerables y posibles víctimas de trata.

En su oportunidad, Alán García Huitrón, investigador de Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), alertó sobre el incremento de carpetas de investigación en materia de víctimas de trata en México: de 344 en 2018 a 550 en 2019, en tanto que han disminuido las sentencias contra los victimarios; de 34 por ciento en 2016 a 25-26 por ciento en 2018.

Combatir la trata de personas, como delito, señaló, debe partir de la atención a los “factores de oportunidad”, sean sociales, económico o de salud, como el derivado de la pandemia por COVID-19, los cuales son aprovechados por las redes de trata para “enganchar” a las víctimas, que en el mayor de los casos se caracterizan por su vulnerabilidad social o económica.

El representante de Inacipe, Alán García Huitrón, invitó a que el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Gobernación, muestre apertura para avanzar en el Programa Nacional para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y asistir a las Víctimas de estos Delitos, ante lo cual llamó a los integrantes de la Cámara de Diputados para retomar las reformas aprobadas en la Cámara de Senadores, y caminar hacia una visibilización, atención y protección a las víctimas.

A su vez, el coordinador de la Oficina Foránea de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Sergio Villarreal Pinzón, destacó que para esta institución “es de suma importancia unir esfuerzos para visibilizar la problemática que genera la trata” y, con ello, lograr que haya más voces que alerten sobre este delito.

Presentó un diagnóstico con datos recabados entre los años 2012 y 2017, en el que se identifican a 5 mil 245 víctimas de trata, de las cuales 85 por ciento están relacionadas con investigaciones del fuero estatal y 15 por ciento del fuero federal; 85 por ciento, son mujeres y niñas; 15 por ciento restante, hombres, niños y adolescentes.

Detalló que un 73 por ciento de las víctimas, son mayores de edad, y 27 por cuento niñas, niños y adolescentes; 84 por ciento son mexicanas y un 13 por ciento extranjeras; por falta de información hay un 3 por ciento de las que se desconoce su nacionalidad. De las personas extranjeras, se pudo identificar que provenían de 29 países diferentes, casi todos del continente americano; mientras, 88 por ciento son mujeres; y el 70 por ciento fue en la modalidad de explotación sexual y un 17 por ciento, en el ámbito laboral. El coordinador Sergio Villarreal advirtió que el 70 por ciento de carpetas de investigación se concentraron en cinco entidades federativas del país: Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Estado de México y Oaxaca. “Es sólo un bosquejo de lo compleja y dolorosa la realidad que enfrentan mujeres y hombres en el territorio nacional, incluso en el extranjero”.

Comparte:

Por Roberto Castillo

Beto Castillo, viajero y siempre scout.

Verificado por MonsterInsights