El presidente de México Andrés Manuel López Obrador explicó que “no tiene nada que ver” la solicitud de desafuero del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, así como también con la auditoria realizada por la ASF a la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

“Nosotros no perseguimos a nadie, no es mi fuerte la venganza, pero también debe de saberse, o recuerdo que he dicho, que no somos tapadera de nadie” aseguró.

El mandatario nacional indicó que se debe insistir para que la revocación de mandato se aplique a todas las autoridades, además, explicó que el presidente ya no tiene fuero gracias a la Reforma Constitucional que él presentó.

Afirmó que se debe seguir insistiendo para que la revocación de mandato se pueda aplicar a todas las autoridades y no solo al Ejecutivo, “hay que seguir insistiendo para que revocación de mandato se pueda aplicar a todas las autoridades; por qué no pedirle a la gente que decida, a la misma gente que votó por él y a todos, entonces lo que estamos proponiendo es que cada dos años, cada tres años, se le consulte al pueblo, es la democracia participativa”. 

El titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, reiteró que el desafuero del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, está a cargo del Congreso de la Unión y pidió esperar el análisis de los diputados para ver si el desafuero procede.

“no va a haber falta de transparencia, no habrá caso de venganza de ningún tipo político, de ninguna naturaleza; el juicio va a ser público ante el Congreso con todas las pruebas de quienes denunciaron”

Por Veral