Comparte:

La Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, Protección Civil Estatal, el SOAPAP y la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios, clausuraron una empresa dedicada a la elaboración de bolsas de polietileno a partir de residuos industriales, debido a que no contaba con autorización en materia de impacto ambiental.

La empresa establecida en Granjas San Isidro, colonia de la capital poblana, generaba micro plásticos al aire, olores por el calentamiento de plástico, ruido por compresora, compactadora y peletizadora; además, emitía residuos peligrosos por operación y mantenimiento de la maquinaria sin las autorizaciones necesarias. La dependencia colocó sellos de clausura temporal.

La secretaria de Medio Ambiente, Beatriz Manrique Guevara dijo que la empresa no podrá realizar actividad sin contar con las medidas adecuadas de mitigación, compensación y prevención de impactos ambientales.

Comparte: