Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 quieren evitar cualquier posibilidad de contagios del Covid-19  dentro de la Villa Olímpica, es por eso que realizarán una curiosa acción que no se esperarían los atletas.

Ahora, los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio tendrán estrictas medidas para limitar el contacto en la Villa Olímpica, con la implementación de camas “antisexo”. 

Las camas están diseñadas para que los competidores no puedan tener sexo durante su estancia en la Villa Olímpica de Tokio, específicamente en Harumi, ya que tienen un diseño especial.

Están hechas de cartón y sólo soportan el peso de una persona, hasta los 200 kilos y se colapsan al momento en que haya más peso.


“Son más fuertes que las camas de madera. Por supuesto, la madera y el cartón se romperían si saltaras sobre ellos”, agregó, Takashi Kitajima, gerente general de la Villa Olímpica

Por Veral