Las autoridades de Estados Unidos anunciaron que se mantendrá cerrada la frontera con México vía terrestre. Esto pese al diálogo que se mantiene entre los dos países.

Según informó la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, el gobierno estadounidense decidió mantener hasta el 21 de agosto el cierre de la frontera, cuando se hará una nueva revisión.

“México continuará con el diálogo bilateral y reitera que el ritmo acelerado de vacunación contra COVID-19 en la frontera genera condiciones para avanzar en mutuo beneficio”.

Y es que la variante Delta es una preocupación para Estados Unidos, siendo la principal fuente de contagios actualmente, por lo que se teme que siendo México un país menos vacunado con la apertura de la frontera la nueva cepa se pueda transmitir más rápido.

Por Veral