La Organización Panamericana de la Salud sigue considerando que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca superan los riesgos de trombos, después de que la Agencia Europea del Medicamento dijera que los trombos son un efecto secundario “muy poco habitual”

La Organización Mundial de la Salud está en contacto regular con la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y otras autoridades reguladoras.

“La evaluación de la EMA indica que se registraron 62 casos de trastornos raros de la coagulación intravascular diseminada o trombos en los senos venosos cerebrales. Son 62 casos sobre más de 30 millones de dosis administradas en Europa”, explicó Sylvain Aldighieri, gerente de incidente para COVID-19.

La EMA aseguró que los casos inusuales de coágulos de sangre deben considerarse como “un efecto secundario muy poco probable” de la vacuna de AstraZeneca.

“Con la información disponible al momento, la OMS y la EMA consideran que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca frente al riesgo de mortalidad que implica la COVID-19 continúan superando los riesgos y recomienda que continúen las vacunaciones. También recomienda que se haga un seguimiento estricto de todas las vacunas y se fomente la vacunación y notificación de todos los efectos adversos reportados”, dijo Aldighieri.

Por Veral