En el pasado y ahora son distintas la condiciones en las que niñas y niños han tenido que crecer y desenvolverse; infancias disímiles causadas por temporalidades y condiciones sociales diversas, unas más y otras menos favorecidas. Para abordar ese devenir poco estudiado, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través de su Dirección de Estudios Históricos (DEH), realizará el conversatorio “El pequeño motor de la historia: los niños”.

A transmitirse los viernes 9, 16, 23 y 30 de abril, a las 17:00 horas, por el canal INAH TV de YouTube, como parte de “Contigo en la distancia”, de la Secretaría de Cultura, la actividad constará de cuatro sesiones en las que participarán ocho investigadores adscritos a la DEH y al Instituto Mora.

Bajo la coordinación de las historiadoras de la DEH, Delia Salazar Anaya y Eugenia Sánchez Calleja, el ciclo representará la oportunidad de hacer llegar virtualmente a un público más amplio, el conocimiento sobre este tema que desde el INAH se ha producido en los últimos 20 años, mediante cinco coloquios y diversas publicaciones.

En el contexto de la virtualidad, derivado del confinamiento por la COVID-19, en el que muchos padres de familia, maestros y alumnos han tenido mayor acceso a contenidos en Internet, este ciclo de conferencias también busca captar su atención. Para tal fin, el primer conversatorio (9 de abril) abordará el tema “Literatura para los niños desde finales del siglo XIX”; posteriormente, el segundo (16 de abril) se centrará en “El juego y los juguetes”, haciendo un recorrido histórico desde la época virreinal hasta el siglo XX.

El tercer conversatorio se realizará el viernes 23 de abril, desde la perspectiva de la imagen fotográfica, con el tema “Imaginarios de la infancia”.

Finalmente, el viernes 30 de abril, Día del Niño y la Niña, el conversatorio que cerrará el ciclo se titulará “Prensa para educar a los niños”, el cual abordará los distintos contenidos educativos o lúdicos que las publicaciones periódicas de nuestro país integraron a sus tirajes en el siglo pasado.

Por Veral