Comparte:

En su primer viaje oficial, el Presidente Andrés Manuel López Obrador llegó a Estados Unidos para reunirse con su homólogo Donald Trump, en relación a la entrada en vigor del acuerdo comercial T-MEC entre ambos países y Canadá.

Con un discurso enérgico refirió «Usted ha honrado nuestra condición de nación independiente. Por eso estoy aquí, usted se ha expresado con gentileza y respeto. ¡Qué viva la amistad de las dos naciones, qué viva EU, qué viva Canadá, qué viva México!” exclamó el mandatario mexicano.

«En mi país se desató un buen debate sobre la conveniencia de este viaje, yo decidí hacerlo porque consideré que es muy importante la puesta en marcha del tratado, pero también quise estar aquí para agradecerle al pueblo de Estados Unidos y a usted por ser cada vez más respetuosos con nuestros paisanos mexicanos», destacó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

«Estoy aquí para expresar al pueblo de EEUU que su presidente se ha comportado hacia nosotros con gentileza y respeto, nos ha tratado como lo que somos, un país y un pueblo libre, digno, democrático y soberano», señaló  desde la Casa Blanca.

López Obrador remarcó «Con acuerdos como este y con respeto a nuestras soberanías, en vez de distanciarnos, estamos optando por marchar junto hacia el porvenir, es privilegiar el entendimiento y hacer a un lado las diferencias o resolverlas con diálogo o respeto mutuo», acotó.

«Hay agravios que todavía no se olvidan, pero también hemos podido establecer acuerdos tácitos de cooperación y convivencia», agregó.

También refirió que la comunidad de mexicanos que trabajan en la unión americana «Trabajan duro y son gente increíble», afirmó.

Por su parte el presidente de país  vecino Donald Trump, dijo que la entrada en vigencia del T-MEC traerá a los tres países involucrados gran prosperidad.

Durante su discurso, tras recibir en la Casa Blanca a su par Andrés Manuel López Obrador, Trump agradeció al país la colaboración prestada para el controlar flujos migratorios provenientes desde América Central.

Trump aprovechó la ocasión para rectificar su discurso racista, al expresarse de manera cordial de los 36 millones de mexicanos residentes en el país que gobierna, declaración que contrastan con los insultos declarados contra éstos durante su campaña electoral a la presidencia.

«Son gente trabajadora, son gente increíble, son un gran porcentaje de los propietarios de los negocios. Tienen mucho éxito», dijo Trump, quien consideró que los mexicanos también son «duros negociadores» como López Obrador, al que consideró su «amigo».

Comparte:

Por Veral