El Instituto Nacional de Migración (INM), dependiente de la Secretaría de Gobernación, realizó diversas acciones en el estado de Chiapas, a fin de que las instancias facultadas para la protección de las niñas, niños y adolescentes atiendan, alojen y protejan a los menores de edad migrantes que sean identificados esta región del país.

De esta manera, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) administrará dos edificaciones en el municipio de Huixtla, y en el DIF del municipio de Unión Juárez, una más; ambas comunidades se ubican cerca de la frontera con Guatemala y son ruta de paso de las personas adultas y menores de edad que ingresan de manera irregular a México.

Con estas acciones se privilegia el Interés Superior de la Niñez y se da cumplimiento a las reformas a la Ley de Migración, a fin de que la infancia migrante quede bajo la tutela legal de las procuradurías de protección, así como al cuidado y asistencia a través de los albergues del DIF, mientras se resuelve su situación migratoria o de estancia en la República Mexicana.

A partir del 11 de enero, ninguna de las sedes del INM en el país -estaciones migratorias y estancias provisionales- alberga o aloja a niñas, niños o adolescentes.

Cabe mencionar que, aunado al trabajo coordinado del INM con instancias municipales de Chiapas y con el SNDIF, la autoridad migratoria ha fortalecido la colaboración con los sistemas estatales DIF y las diversas procuradurías de protección, con el propósito de salvaguardar la integridad y derechos de niñas, niños y adolescentes en contexto de migración, tanto en su ingreso y tránsito, como en su salida de México.