Comparte:

Luego de que Mario Escobar, padre de la joven Debanhi, quien estuvo desaparecida por 13 días y posteriormente se encontró un cuerpo al interior de ia cisterna en un motel de Nuevo León, solicitara a un médico forense que analiza el cuerpo de su hija, el señor aseguró que la joven de 18 años no había fallecido en un accidente. Varios días después, es este jueves cuando El País revela el informe médico en el cual se confirma que Debanhi no murió en un accidente, sino en una muerte violenta, sumado a  que previo a su deceso y a terminar en la cisterna, fue abusada sexualmente.

De acuerdo con la segunda autopsia, la joven sufrió abuso y posteriormente fue golpeada en repetidas ocasiones en la cabeza, provocando el traumatismo que la llevó a la muerte; si bien, no revelan cómo es que pudo haber terminado en la cisterna, el informe detalla que ya no estaba con vida cuando cayó al agua.

Fue golpeada varias veces con un agente contundente en la cabeza y murió antes de llegar al tanque de aguaSe trata de una muerte violenta homicida. El cuerpo presenta huellas de una relación sexual vaginal, violenta y reciente. Esto se deduce por haber encontrado equimosis violáceas y hematomas en la zona exterior de los genitales’”, detalla la autopsia. 

Comparte: