Comparte:

La rectora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla Lilia Cedillo dijo desde el inicio de su administración que la salud y bienestar serían prioridad en la universidad para cuidar a tanto alumnos, como maestros y personal administrativo.

De acuerdo a la Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación para la pandemia por COVID-19 se privilegia la integridad de la comunidad universitaria.

Por lo anterior y emanado del comunicado que la BUAP, emitió la semana pasada donde anunciaba que posponía el regreso a clases presencial por el aumento de contagios. Así informa también que, tanto las clases y la atención administrativa no han cesado, es decir, la vida universitaria continúa y el retorno a la actividad presencial será un hecho, en cuanto estén dadas las condiciones para no poner en riesgo a ningún miembro de la comunidad universitaria.

Esto se sustenta en la información oficial de la alta letalidad del virus, la saturación en la consulta médica por enfermedades respiratorias, el incremento en la ocupación hospitalaria.

Comparte: