El índice de positividad por COVID-19 ha disminuido de forma continua durante varias semanas y en el cierre de la semana epidemiológica es de 17 por ciento, que representa el nivel más bajo desde el pico de la epidemia a mediados del 2020, afirmó la directora de vigilancia Epidemiológica de Enfermedades no Transmisibles de la Secretaría de Salud, Gabriela del Carmen Nucamendi Cervantes.

Al respecto, el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, dijo que el índice de positividad en el país disminuyó de 43 a 17 por ciento durante el 2021, y hay entidades que registran entre cinco y ocho por ciento y otras de 25 a 27 por ciento. En la medida en que disminuyan la transmisión, el porcentaje de positividad seguirá bajando a menos de dos dígitos.

Asimismo, la directora de vigilancia Epidemiológica de Enfermedades no Transmisibles informó que de acuerdo con la información de las 32 entidades federativas, la epidemia registra disminución de nueve por ciento con respecto a la semana anterior, en tanto que la letalidad se mantiene en siete por ciento a nivel nacional.

Al día de hoy, la epidemia activa representa menos de uno por ciento de casos estimados; es decir, 21 mil 894 personas que presentan signos y síntomas y que se encuentran en el lapso de los 14 días de haberse contagiado.

Añadió que la ocupación hospitalaria por COVID-19 en el país disminuyó 83 por ciento desde el pico de la segunda ola epidémica. Existen disponibles 89 por ciento de camas generales y 85 por ciento de camas con respirador mecánico.

En cuanto al avance de la vacunación, el director general de Epidemiología señaló que con corte de las 21:00 h del 7 de mayo se suministraron 467 mil 788 biológicos, para sumar 21 millones 008 mil 618 dosis desde el 24 de diciembre del 2020. De este total, nueve millones 325 mil 576 corresponden a esquemas completos de vacunación que permiten prevenir casos graves de COVID-19.

Asimismo, 14 millones 021 mil 482 personas que viven en México han recibido al menos una dosis de vacuna contra el virus SARS-CoV-2; de las cuales 10 millones 696 mil 026 son de 60 años y más; un millón 305 mil 126 del sector educativo; un millón 048 mil 852 son personal de salud; y 971 mil 478 se encuentran en el rango de 50 a 59 años.

El director general de Epidemiología explicó que se hace un seguimiento puntual con dispositivos electrónicos de cada uno de los paquetes con vacunas, así como la revisión de las líneas de distribución a los puntos de vacunación.

Aclaró que el aviso sobre acudir a aplicarse la segunda dosis corresponde a las autoridades locales, por lo que invitó a la población a estar atenta, ya que en los siguientes días se les estarán comunicará la fecha para acudir a completar su esquema.

En la conferencia, el responsable del Programa Estatal contra la Obesidad de los Servicios Estatales de Salud de Veracruz, Marcos Dauzón Rivero, habló de la importancia de la alimentación equilibrada como una medida que contribuye a prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles.

Explicó que la falta de actividad física por confinamiento y el consumo diario de alimentos ultra procesados provocan aumento en el desarrollo de enfermedades no transmisibles como la obesidad, diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial y enfermedades del corazón.

Las enfermedades crónicas no transmisibles, añadió, pueden generar complicaciones por COVID-19, por lo que invitó a la población a seguir una alimentación saludable que cubra las necesidades nutricionales y fisiológicas, equilibrada y culturalmente pertinente.  
Recomendó incluir en cada comida principal los tres grupos alimenticios: frutas y verduras; cereales y leguminosas, y alimentos de origen animal, además de cuidar la calidad y cantidad de alimentos, es fundamental vigilar la distribución de los horarios, que deben ser fraccionados en varios tiempos de comida.  

Por Veral