Comparte:

Las autoridades de salud pública en España, temen que los ciudadanos relajen demasiado en las medidas sanitarias para evitar contagios por coronavirus y se propicie un nuevo rebrote en ese país.

Si bien, la primera ola de contagios por Covid-19 se retiró, no fue del todo, ya que la transmisión nunca se detuvo. Desafortunadamente, es improbable que frente a un segundo golpe de infecciones, la sociedad y el sector salud se percate, hasta que estemos sumergidos en la pandemia nuevamente.

Cataluña y Aragón, son las dos comunidades en donde están más de la mitad de los 628 nuevos casos positivos de Covid-19 que reportaron autoridades sanitarias el fin de semana.

Aragón (270) y Cataluña (611) concentran el 60% de los 1.313 de toda España. Y esta cifra es casi 10 veces superior a la del 18 de junio, cuando registró su cota más baja.

En Cataluña, han dejado atrás los términos de semáforos, fases o etapas, pero han rectificado en su posición de levantar las restricciones de movilidad hasta declarar el confinamiento domiciliario obligatorio en Lleida.

Los vecinos de Lleida y los seis municipios que tienen prohibido desplazarse fuera de su término municipal, sí pueden programar viajes entre esas poblaciones, pero no desplazarse a localidades vecinas que están en una fase más baja en contagios

Hasta el momento el resguardo domiciliario será voluntario, en Barcelona y su área metropolitana, pero no descartan cualquier escenario si los contagios siguen aumentando.

Comparte:

Por Roberto Castillo

Beto Castillo, viajero y siempre scout.