Esta semana México recibe un millón de dosis de vacunas de Sinovac para aplicar segundas dosis a todas las personas que han cumplido el periodo posterior al primer biológico, anunció el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

Al encabezar la conferencia de prensa sobre la actualización de COVID-19, hizo un llamado a la población a tener paciencia y tomar en cuenta que no hay evidencia científica que indique que ampliar el tiempo entre la aplicación de la primera y segunda dosis pueda comprometer la eficacia. “El mensaje para estas personas es no se preocupen, no piensen que se va a acabar la efectividad de la vacuna o que la seguridad les va a durar poco tiempo”.

De acuerdo con informes de ensayos clínicos de las cuatro vacunas que requieren dos dosis, con la primera aplicación se logra de 70 a 80 por ciento del efecto máximo esperado y con la segunda dosis se alcanza 100 por ciento, lo que incluye mayor duración de la inmunidad; según el tiempo de seguimiento de las personas que han participado en ensayo, puede ser de hasta un año.

En cuanto a la vacuna Sinovac, todavía no se tiene propuesta formal de la ampliación del intervalo para la aplicación de la segunda dosis. Los resultados de otras vacunas permiten esperar que sea mayor.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud comentó que hoy inició la vacunación de personas de 50 a 59 años en todo el país y este martes empezará en el personal educativo de otras cinco entidades federativas. Además, continúa la vacunación del personal médico y de personas mayores de 60 años.

Dio a conocer que ayer 2 de mayo se aplicaron 139 mil 158 dosis de vacunas, para un total de 18 millones 471 mil 669 dosis aplicadas en todo el país. De éstas, han recibido al menos la primera dosis 10 millones 684 mil 727 personas adultas mayores, un millón 24 mil 998 personas trabajadoras de la salud y 916 mil 135 del sector educativo.

Hasta el 2 de mayo, siete millones 792 mil 707 personas cuentan con esquema completo. La vacunación continuará, es un programa público universal y gratuito cuyo propósito es proteger la salud de las personas contra COVID-19, aseguró.

López- Gatell Ramírez subrayó que es de interés del gobierno que ninguna persona se quede rezagada, pues se vacunará en zonas rurales y urbanas, y destacó que se sigue vacunando al personal de salud, tanto del ámbito público como privado. Nadie ha sido discriminado, recalcó.

Se prevé que 20 por ciento de la población cuente con al menos la primera dosis en la primera quincena de julio del 2021. Igualmente, todas las personas mayores de 16 años que viven en el país estarían vacunadas al terminar el primer trimestre del 2022.

En México, detalló, las vacunas se van aplicando conforme van arribando, entendiendo que en el mundo la producción ha sido lenta y no hay suficientes biológicos para toda la población.

El programa de vacunación contra COVID-19 no es convencional o rutinario; ya que la logística y distribución de las vacunas están determinados por la velocidad de fabricación y de entrega por parte de las farmacéuticas, porque aun cuando se tienen contratos, éstos establecen cláusulas que indican que puede haber retrasos por la pandemia.

La velocidad de entrega de las vacunas ha ido aumentando, como ha ocurrido en los últimos meses en los que han llegado de tres a cuatro millones de dosis; en mayo se prevé recibir alrededor de seis millones y en junio, 24 millones.

Afirmó que en el mundo no hay evidencia científica clara y contundente de que las nuevas variantes del virus sean más transmisibles, virulentas o que inhiban el efecto protector de las vacunas. Que haya aparecido en México no cambia la perspectiva sobre el riesgo de la epidemia ni de lo que ocurre en el país.

Se han recibido 25 millones 424 mil 355 dosis de vacunas envasadas. Se prevé que el seis de mayo se reciba un millón de Sinovac y el siete de mayo se liberen 856 mil 900 dosis de CanSino.

Al referirse a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), dijo que se lleva a cabo un intenso proceso de limpieza para eliminar la corrupción que prevalecía, con el fin de convertirla en una agencia con alto nivel de profesionalización, transparencia y equidad, a través de cambios normativos y de directivos de alto nivel, así como de la digitalización de trámites.

El subsecretario subrayó que México lleva 15 semanas consecutivas de reducción en todos los indicadores de la pandemia, incluso algunas unidades ya no tienen pacientes hospitalizados por COVID-19; la vacunación ha contribuido a esa disminución, precisó.

No obstante, advirtió, en cualquier momento puede haber un cambio en la tendencia porque nada garantiza que haya terminado hasta que en el mundo haya una reducción. 

Por Veral