El Gobierno del Estado trabaja en la creación de un reglamento a la Ley Estatal de Salud para regular el funcionamiento de los centros de rehabilitación, con el objetivo de evitar más casos de violencia en estos lugares también conocidos como anexos, informó el titular del Ejecutivo local, Miguel Barbosa Huerta.

Sostuvo que, a partir de estas acciones legales, su administración investigará y actuará contra quienes hayan cometido actos de violencia e incluso ejecuciones contra los asistentes a estos espacios, pues dijo que son cómplices y delincuentes.

En la habitual videoconferencia de prensa, el mandatario estatal refirió que las irregularidades en estos centros de rehabilitación son un problema que se registra en todo el país, por lo que desde Puebla se están tomando cartas en el asunto.

“Cuando hay operativos muchos delincuentes se meten a los centros en calidad de drogadictos a esconderse, ahí los han detenido”, señaló Barbosa Huerta.

Por último, el gobernador puntualizó que son la Consejería Jurídica y la Subsecretaría de Derechos Humanos las instancias gubernamentales que trabajan en la integración de este reglamento que, hasta el momento, está integrado por más de 80 lineamientos enfocados a la regulación de dichos lugares que en muchos casos operan de manera clandestina.

Por Veral