Comparte:

Una joven usuaria de redes sociales compartió cómo ella y un grupo de amigos habrían sido estafados luego de que, en un restaurante en Monterrey, Nuevo León, les insistieron en servirles un shot y, al llevarles la cuenta, su precio era de 13 mil pesos.
No es que el grupo de amigos se hubiera tomado una ronda completa, no, un sólo shot costó 13 mil pesos, tras lo que acabaron pagando una cuenta de más de 15 mil pesos.
Karla González refiere que en el restaurante La Buena Barra, en Monterrey, al acudir a festejar el cumpleaños de un amigo, a la hora del pastel, un mesero insistió en que se eligiera un trago de los que les ofrecía para el cumpleañero y al final se eligió un Dalmore 25, pero costaba 13 mil pesos y nunca lo supieron hasta que ya lo habían consumido y se reflejó en la cuenta.
“¡Sorpresa! Cuando llego el pastel y nos ofrecieron whisky, nos pusieron varios, nos dieron a oler, el mesero estaba superinsistente y al final Nelson eligió un Dalmore 25, sí, error, 1. El mesero jamás me dijo que se salía de lo máximo que yo había consumido (que, si tienen que mencionarlo, o sea, vas a pasar de pagar 900 en lo más caro a 13 mil) y 2. Al buscar el precio NUNCA lo encontré”.
Por ello, al llevarles la cuenta y ver que era de más de 15 mil pesos, se dieron cuenta de que un sólo shot, que era el que les había insistido en beber el mesero, había costado 13 mil pesos, así que decidieron reclamar; sin embargo, el capitán de meseros que les dijo que el mesero que los había atendido se caracterizaba por querer vender la gama más alta de sus bebidas, pero que, aun así, tenían que liquidar la cuenta, lo que tuvieron que hacer con ayuda de otros amigos porque el gerente del lugar nunca los quiso atender.
Por último, la chica recomienda que no se asista a sitios suntuosos y mejor se festeje en los tacos de la esquina para evitarse abusos como éste; su caso se hizo viral y fue difundido en redes sociales.

“Lección aprendida y que no les pase jajaja, mejor vayan a los taquitos de la esquina, bye. Profeco Nuevo León, te encargo, pésima respuesta de gerente y meseros»

Comparte: