En la primera semana de vacunación de personas de 50 a 59 años, fueron inmunizadas un millón 055 mil 138 personas en todo el territorio nacional, con el trabajo coordinado entre autoridades federales, estatales y municipales, aseguró la directora de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades no Transmisibles, Gabriela del Carmen Nucamendi Cervantes.

Al encabezar de manera virtual la conferencia de prensa sobre la actualización de la pandemia por COVID-19 en México, dijo que, con corte de las 21:00 h del 8 de mayo se suministraron 198 mil 480 biológicos para sumar 21 millones 228 mil 359 dosis desde el 24 de diciembre del 2020. De este total, nueve millones 440 mil 251 corresponden a esquemas completos de vacunación que previenen casos graves y fallecimiento por COVID-19.

Asimismo, 14 millones 148 mil 207 personas que viven en México han recibido al menos una dosis de vacuna contra el virus SARS-CoV-2, de las cuales 10 millones 698 mil 567 son mayores de 60 años; un millón 325 mil 729 del sector educativo; un millón 068 mil 773 son personal de salud; y un millón 55 mil 138 se encuentran en el rango de 50 a 59 años.

Informó que entre 40 y 60 por ciento de la población ha tenido contacto con el virus SARS-CoV-2. No obstante, no todas las personas que se han expuesto tienen anticuerpos de forma prolongada, es decir, al menos la mitad de quienes habitan en el país podrían estar en riesgo de contagio.

En ese contexto, hay que mantener las medidas preventivas como el uso correcto de cubrebocas, lavado frecuente de manos y sana distancia, independientemente del color del Semáforo de Riesgo Epidémico. Estas medidas sanitarias tienen impacto al cortar la cadena de transmisión, afirmó.

Dijo que la vacunación sigue enfocándose en personas con condiciones de vulnerabilidad y es una estrategia que opera con el esfuerzo de todo el sector Salud.

En este sentido, afirmó que “el hecho de tener la vacuna no significa que no podamos enfermar; la vacuna previene para evitar los casos graves y la muerte, por lo que mantener las medidas sanitarias significa cuidarnos en lo personal y cuidar a las personas que nos rodean”.

Por ello, hizo un llamado a evitar reuniones y festejos presenciales con muchas personas en la celebración del Día de las Madres. “El mejor regalo que podemos dar a nuestras madres y todos nuestros seres queridos es mantenerles sanos”, señaló.

Sugirió que los festejos presenciales sean en los núcleos familiares de convivencia habitual para evitar la movilidad social y la concentración de familias que pueda contribuir a elevar los contagios. De preferencia, que sean de manera virtual.

Al referirse a la situación actual de la pandemia, informó que la semana epidemiológica número 17 inicia con una disminución de 17 por ciento en el número de casos estimados, y la epidemia activa representa menos de uno por ciento, es decir, 20 mil 193 personas que presentan signos y síntomas.

Añadió que la ocupación hospitalaria por COVID-19 en el país disminuyó 83 por ciento desde el pico de la segunda ola epidémica. La disponibilidad de camas generales aumentó un punto porcentual para quedar en 90 por ciento y 85 por ciento la de camas con respirador mecánico.

Por Veral