Responde Gabriel Biestro Medinilla, a las versiones periodísticas sobre el supuesto sobreseimiento de la impugnación respecto al proceso interno de Morena para la selección de la candidatura a la presidencia municipal de Puebla.
 
En una publicación, refiere que el 17 de marzo, el Consejo Nacional de Morena emitió una Convocatoria para que, se presentaran y aprobaran las candidaturas. Dicha convocatoria implicaba una violación a las reglas definidas para el proceso de selección de candidaturas, porque omitía completamente la fase de aprobación de los registros y se pasaría de manera directa a la definición de candidaturas, sin fundar y motivar los registros aprobados, sin señalar si se realizó encuesta, quién participó en ésta y cuáles criterios metodológicos se emplearon. Situación que originó la impugnación.

El Consejo Nacional señaló que la sesión convocada para el 25 de marzo no se realizó por falta de quórum.

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia resolvió el asunto efectivamente decretando el sobreseimiento porque el acto impugnado “no se había llevado a cabo por falta de quórum”.

Sin embargo es importante señalar que no se tomó en consideración que el hecho de que no se consumara la sesión por falta de quórum continuaba siendo ilegal, al no ser un acto previsto en la convocatoria de selección de candidaturas y porque no se tenía conocimiento ni claridad del proceso de selección interno que siguió el partido político.

Nuestro equipo jurídico impugnará dicha resolución porque se advierten deficiencias importantes en la sentencia porque “vulneran los principios de congruencia y exhaustividad”. Así como una indebida fundamentación y motivación.

Pese a este resolutivo, el tema de fondo subsiste e insistiremos en denunciar el actuar ilegal del partido político en el proceso interno.

Aclaro que el tema principal de la impugnación sigue su curso y reitero mi confianza en que los tribunales nos darán la razón, ya que las inconsistencias e irregularidades son muchas y saltan a simple vista.

Sigo en la ruta jurídica para evitar este fraude, como ha pasado en otros municipios de nuestro estado. Nuestra batalla legal es por la dignidad y la legalidad del Partido que tanto trabajo nos costó construir.