La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) impondrá medidas de restitución tras la destrucción de elementos naturales afectados para construir una granja camaronera en predio protegido dentro de la Reserva de la Biosfera Marismas Nacionales de Nayarit.

La Representación de PROFEPA en el estado de Nayarit informó que en diciembre pasado recibió un reporte que denunció la “destrucción de un bosque de mangle mediante el uso de maquinaria pesada, afectando mangle negro y mangle botoncillo, en una superficie de 35 hectáreas para construir una granja camaronera”.

Destacó que las actividades se realizaron en un predio del Ejido Unión de Corrientes, municipio de Tuxpan, dentro del polígono de la Reserva de la Biosfera Marismas Nacionales de Nayarit, motivo por el cual el 29 de diciembre de 2020 se realizó una visita de inspección en materia de impacto ambiental.

Se verificó que el terreno corresponde a un área de vegetación natural, el cual tiene una superficie total de 18.5 hectáreas; en dos de ellas se observaron huellas de maquinaria pesada (oruga) con la que se realizó remoción de suelo que afectó vegetación forestal secundaria tipo espinoza, conocida como vidrillo, guamaras, guamuchilillo y frutillo.

Durante el recorrido se observó que las actividades realizadas se hicieron con la finalidad de construir una granja acuícola, ya que en la zona se localizaron otras granjas, sin que al momento se presentara la autorización que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para realizar dichas actividades.

Por lo anterior, se instauró el acta de inspección en contra del responsable y se emitió el Acuerdo de Emplazamiento correspondiente, mismo que fue debidamente notificado el 28 de enero de 2021, en cuya resolución se buscará imponer medidas de restauración, consistentes en reforestación y proyección de suelo.